Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

Hace 8 años Sahar Sarid trabajaba en una heladería ambulante y compartía una caravana con su madre y su hermana, en Houston, Texas. Se trasladó de su Israel natal a los Estados Unidos. Cada centavo que ganaba le era muy necesario, sin embargo, de vez en cuando solía regalar helados a niños que no podían pagarlos. Conocía muy bien la pobreza, pues sus padres se separaron cuando él tenía 9 años debido a continuos problemas de escasez de dinero.

Sahar Sarid

Cuando era niño, veía como sus vecinos tenía un jardincito verde y se iban de vacaciones mientras su familia luchaba por llegar a fin de mes. Sólo quería dos cosas: buena salud y estabilidad económica. Era lo que él antes consideraba ser rico. Hoy, con 32 años posee una fortuna y es admirado por sus amigos y colaboradores.

Frank Schilling lo define así "Sahar es una de las personas más diligentes que me he encontrado en el mundo de los dominios. Me recuerda a esos niños que son capaces hacer una máquina del tiempo de su proyecto de ciencias del colegio. Sus conceptos y enfoques son tan buenos, que seguramente llegará a ser una de las personas más ricas de la próxima década."

Hay muchas personas que, al viejo estilo del sueño americano, se han hecho ricas en esta industría. El camino que trazó Sahar hasta la cumbre es único. Cuando era pequeño decidió hacer del inglés su primer idioma. "En Israel había muchos programas en la televisión en inglés con subtítulos. Comprendí que el mundo giraba en torno al inglés. Si quería desenvolverme en el tenía que aprenderlo como si fuera mi lengua materna".

Sahar no fue un estudiante modelo. Su hermana mayor era una niña problemática en el colegio y de él se esperaba algo parecido. "A mi madre no le importaba mucho lo que pudiera aprender en el colegio. Su filosofía era: Sé una buena persona, dedícate a aquello que de veras quieras hacer y hazlo bien.". Durante esa etapa tuvo problemas porque siempre insistía en hacer las cosas a su manera.

En el cuarto o quinto curso me se dió cuenta que los profesores utilizaban libros diferentes a los que tenían los alumnos. Entonces empezó a comprarse esos libros, que le dieron ventaja sobre el resto de la clase y a veces tambíen sobre el profesor. "Cuando había exámenes, pasaba de ellos. No tenía nada que demostrar a nadie excepto a mí mismo".

Cuando estaba en séptimo, un profesor de carpintería le dijo a la clase que el proyecto de fin de año sería construir algo a elegir en madera. La calidad del proyecto tendría bastante peso en la nota final. Sahar tenía cero interés en la carpintería, madera y cosas parecidas. Así que hizo planes para construir un escritorio que le sería útil en su cuarto. Y con algo de dinero que tenía ahorrado se lo encargó a un carpintero profesional.

Cuando el profesor vió el escritorio y fue obvio que no lo había hecho Sahar se empezó a reir. Sahar le dijo que la carpintería le daba igual y que había decidido que lo mejor era encargarle el trabajo a un profesional que trabajara para él. "Para mí ese suspenso en la escuela supuso un aprobado en la vida. La capacidad de encontrar y contratar a gente que haga el trabajo mucho mejor que tú es algo infinitamente más valioso y práctico que hacerlo tú todo."

Durante una clase un compañero de Sahar le tiró un avión de papel a un profesor. "El director me preguntó que si sabía quién había sido. Yo le dije que sí pero que iba contra mis principios decirlo. Me dió un ultimatum y así acabó mi etapa escolar."

Con 18 años se unió al ejército Israelí. No fue un soldado modelo y uno de sus mandos le dijo que con esa actitud no iba a llegar a nada. Pero durante sus vacaciones de 30 días antes de dejar el ejército encontró un trabajo como mánager de una tienda de patines en línea donde "me pagaban más que a ese mando, a pesar de todos los años que había gastado en el ejército".

¿Está la vida llena de casualidades que cambian radicalmente tu destino?. Ya sabeis que sí. Mientras Sahar terminaba el servicio militar, un día su madre paseaba por una playa cercana a su casa. Se encontró una turista americana cansada y con una insolación. La ayudó y le dió agua. Las dos empezaron a hablar de las dificultades de la familia en Israel. La turista le ofreció a la madre llevarse a toda la familia a Nueva York, a vivir con ella.
Las dos mujeres mantuvieron el contacto y un año después la familia Sharid partió hacia América con 100$ y una maleta. Una de las hermanas de Sahar recaló en Houston tras ver una oportunidad con una camioneta de helados. 6 meses después Sahar fue a ayudarla con el negocio. Decidieron expandir el negocio con una segunda camioneta. Mientras ella se concentraba en las áreas comerciales donde una chica atraía más a los trabajadores, Sahar se concentró en los barrios. En la foto están Sahar, su madre y su hermana:

Sahar hizo diversos trabajos y en 1999 aún vivía con su hermana en la caravana. La madre de Sahar fue a visitarlos durante dos semanas. Acababa de leer que business.com se había vendido por 7.5$ millones. Le dijo a su hijo que porqué no se dedicaba a ese tipo de negocios, que parecían más rentables.

Él la dijo que no por tres razones: Una, que era caro. El tipo que había vendido business.com había pagado 150.000$ por él. Dos, se requería un conocimiento experto del tema. Tres, ya era demasiado tarde, todos los buenos dominios ya estaban cogidos.

La madre les contestó a las tres objeciones de Sahar: Uno, aunque elllos no tenían dinero, su hermana tenía una tarjeta de crédito con un límite de 20.000$. Dos, ella misma le ayudaría día y noche a buscar dominios, consultar diccionarios y aprender cualquier cosa que hiciera falta en este negocio. Tres, nunca es tarde.

Así que armado con una tarjeta de crédito, Sahar estuvo los siguientes 30 dias quemándose las pestañas para aprender las reglas del juego de los dominios, identificando a los actores principales, haciendo amigos y contactos, y gastándose los $20.000 en comprar lo que podía tan rápido como le era posible. Al final de mes ya no tenía fondos, así que fue a un chat de GreatDomains.com y preguntó si alguien le podía prestar 3.000$.
 
El trato era este, el que me deje los 3.000 dólares será mi socio en los dominios que compre con ese dinero. Un tipo con el que nunca había chateado le mandó un mensaje instantáneo preguntando que a ver dónde tenía que enviar el dinero. A la mañana siguiente Sahar tenía los 3.000$ en su cuenta bancaria. Por la noche volvieron a hablar online y averiguó que ambos tenían más o menos el mismo número de dominios y que era programador, "algo que necesitaba para comprender el sistema de expiración de dominios". Así que decidieron ser socios sumando sus dos portafolios de dominios.

El tipo del chat era Jeff Bhavnanie (en la foto) y califica hoy día ese envío de dinero a un desconocido como una de las mejores inversiones de su vida. Aún son socios y se ayudan mutuamente a mantenerse en lo más alto de esta profesión.

jeff bhavnanie

Bhavnanie dijo: "Sólo había un tío en ese chat que siempre quería hacer tratos y siempre estaba preguntando por el sistema de expiración de dominios. Por supuesto nadie le contestaba. La gente que yo conocía allí guardaba silencio y sólo hablaba después de las capturas para fardar: yo he cogido esto, yo he capturado esto otro,… Así que cuando comenzxamos a chatear valoré mucho su entusiasmo, sus ganas de aprender y de ser muy bueno. Yo era más técnico y él mas relaciones humanas y comercial. Así que los dos juntos formábamos un equipo sólido y complementario.

Él me pedía 3.000$. Tenía dos opciones, o gastármelos yo en dominios o mandárselos y tener un socio. Si lo perdía, sólo perdería 3.000$, pero si no era así lo que podría ganar sería mucho más. Mi padre siempre me decía que sin riesgo no hay gloria, así que se los mandé. Todo ello sin habernos visto nunca.

Había pasado 4 meses y ya habíamos ganado unos cuantos dólares. Fui a verle a Houston y allí me encontre con su maravillosa familia. Eran cálidos y muy buena gente. La manera de pensar de Sahar no era convencional, siempre te conducía por el camino de sus buenas ideas, pero se apartaba de él en el caso de que fuera necesario ayudarte."

En enero de 2000, Dwayne Rowland (de Exody.com) dijo en el chat de GreatDomains que había averiguado cómo funcionaba el sistema de expiración de dominios exactamente y que quería compartir su conocimiento. Sahar le avisó a su socio, que estuvo hablando Dwayne unas dos horas sobre uno de los secretos mejor guardados. Sólo hubo una cosa que no le dijo, cuál era el momento exacto en el que los dominios expiraban. Jeff programó un script al día siguiente que se ejecutaría initerrumpidamente durante las 24 horas. Al día siguiente ya sabían cuál era el momento exacto de la expiración de dominios.

Durante las dos semanas siguientes registraron los mejores dominios expirados, ganando al resto de la competencia. En febrero de 2000 capturaron un dominio de dos letras, que no pueden revelar por un acuerdo de confidencialidad. Unos pocos días después ya tenían la primera oferta por él: 2.000$. La rechazaron y aceptaron más adelante una de 80.000$. Pero antes de firmar una tercera parte se involucró en el proceso. Al final se lo vendieron a esta otra parte por 200.000$.

Invirtieron todo el dinero en el negocio y tomaron una decisión. No basarían su actividad sólo en vender dominios. En el año 2000 se encontró con Rick Schwartz y pronto se convirtieron en amigos. Sahar fue uno de los pocos (5) invitados a las charlas sobre dominios que Rick hacía en su casa de Boca Raton, embrión de las futuras conferencias T.R.A.F.F.I.C. A Sahar le gustó tanto Florida que un mes después de haber estado con Rick, el y su madre se mudaron allí, estableciéndose a unos pocos kilómetros de donde vivía Schwartz. 

Sahar cerró la venta de Candy.com a Schwartz por sólo $108.000. Schwartz dijo: "Sahar es una de las personas más astutas del negocio. Ha tenido varios éxitos y se ha trazado la meta de convertirse en millonario."
 
Las posesiones de Sahar dieron un gran salto con el nuevo milenio, cuando surgieron nuevas formas de monetizar dominios. "Fundamos una empresa de PPC (pago por click) llamada 7search y estuvimos con ella más o menos un año. Un día recibimos una oferta por email de Dean Shannon de Fabulous.com por un dominio que teníamos. Le dijimos que teníamos otros dominios también con un alto tráfico. Le dijimos que podría probar el tráfico de nuestros dominios durante una semana por una cantidad fija de dinero. Después de ese tiempo Dean nos ofreció ampliar el trato de por vida con una tarifa plana anual."

El siguiente paso lo dieron con un dominio expirado que registraron a mediados del año 2000 por 12$. Era un nombre relacionado con ordenadores, que Sarid no quiere desvelar. En aquella época  no tenía mucha relevancia pero más adelante se convirtió en una de las palabras más conocidas y sobre la que más se ha hablado en todo el mundo. En 2003 firmó un contrato para alquilar el dominio durante 30 días por 3.000$ con una opción de compra al final de ese periodo por 60.000$. Al final del periodo el arrendatario le daba como máximo 30.000$. Ellos declinaron la oferta. Dos años después el dominio les generaba 3.000$ diarios en un parking. (Actualización: El dominio era Spyware.com y Sahar lo puso en venta el 13/12/2007 con un precio de salida de 950.000$ y una expectativa de que llegara a 3-5 millones de dólares.)

A ellos les gustaba mucho Fabulous.com y la gente que había allí, pero Richard Lau les dijo que  probaran HitFarm.com con unos cuantos dominios. La diferencia en cuanto a ingresos fue tan sustancial que en menos de un año movieron todo su portafolio allí. En una comida en el marco de la conferencia T.R.A.F.F.I.C. de Silicon Valley llegaron a un trato con DomainSponsor.com para probar su parking por un periodo breve de tiempo.  Dos meses después HitFarm les ofreció un contrato a varios años con mejores condiciones. La percepción de Sahar era clara: "Los contratos a largo plazo son beneficiosos para ambas partes, permiten gastar el tiempo y la energía en optimizar rendimientos despreocupándose de variaciones temporales en los mismos. Llegamos a acuerdos simultáneos con DomainSponsor y HitFarm, en los que obtuvimos un porcentaje premium de las ganancias. Recomiendo a todos los que tengan grandes portafolios esta estrategia."
 
El co-fundador de HitFarm, Kevin Ham dijo de Sahar: "Sus ideas y reflexiones van muchos años por delante de la mayoría de la gente. Se entrega a lo que hace y eso es una de las garantías del éxito. Soy afortunado de tener amigos como él alrededor mío. Cuando dejó mi empresa por la competencia me explicó porqué y su manera de pensar. Necesitamos más personas como Sahar que miran más allá de la cifras y cuya palabra vale más que un contrato."

¿Cómo no hemos oido hablar antes de una persona que ha jugado un papel tan importante en los últimos 7 años?. Porque Sahar es una de las personas más discretas de esta industria. Antes de salir a la luz pública en 2007 con la fundación de su nueva empresa Recall Media Group y su blog Conceptualist, era conocido por el nombre de Sal y usaba el apodo Shepherd (pastor) en los foros de dominios, un guiño a los pastores alemanes que tanto le gustan.

"Al principio éramos nuevos en el mundo de los negocios y las leyes de marcas registradas, que no estaban muy claras por esa época y aún hoy distan de ser perfectas. La privacidad me permitía concentrarme en el núcleo de mis negocios sin ninguna distracción. Realmente el mundo de los dominios no requiere una presencia pública, incluso podrías controlarlo todo tumbado en tu cama y contestando o no a la gente por email.

Empecé en este mundillo cuando tenía 25 años y a los 27 ya me podría haber retirado. No lo hice, pero si hubiera querido me hubiera podido dedicar a lo que me hubiera dado la gana fuera de los negocios y su día a día. Mi meta es dejar un mundo mejor a las futuras generaciones a través de la educación. Para ello he tenido que cambiar mi enfoque y salir a la luz pública."

A pesar de que los ingresos por parking le dan la oportunidad de vivir (y muy bien) sin trabajar, ahora trabaja más que nunca. Ha decidido desarrollar negocios completos a partir de sus mejores dominios, como por ejemplo FuneralHomes.com. Estar sentado en un banco del parque no concuerda con su naturaleza emprendedora.

Contataron a Darren Cleveland (en la foto, ahora Presidente y CEO de Recall Media Group) y juntaron un equipo de jóvenes con talento y programadores de primera clase. Forman a la gente con la idea de que tenemos propiedades digitales infrautilizadas. Realizan plataformas escalables para sostener nuevos negocios que deberán ser rentables por sí mismos. Ahora están trabajando en un nuevo proyecto secreto que podría cambiar las reglas del juego en esta industria.

Darren Cleveland

"Los dominios genéricos son básicamente palabras clave con una extensión al lado, la mayoría de las veces .com. Las búsquedas personalizadas cambiarán el mundo de los buscadores y el de los dominios. Por dar un ejemplo Real Estate es un término de búsqueda, pero ¿sabemos algo de las necesidades de la persona que lo escribe en un buscador?. Si hubiera puesto New York Real Estate o incluso New York Commercial Real Estate obtendría unos resultados más acordes con lo que quería. Por supuesto en su primera búsqueda no expresó realmente lo que quería localizar.

Analizamos el grado de satisfacción con los resultados de búsqueda actuales. Seremos capaces de convertir en tiempos real búsquedas genéricas en concretas. Dominios genéricos de más de una palabra se revalorizarán porque saldrán en los resultados de búsqueda donde antes aparecían otros genéricos (premium) más simples. Esos genéricos específicos podrían dar unos ingresos en un simple parking de hasta x100. La cuestión para mí no es sí sino cuándo."

A aquellos que quieran empezar en esta industria Sahar les dice: "Mi experiencia me ha demostrado que si tienes habilidades que puedan dar valor añadido a un negocio, tú mismo controlarás tu destino. El dinero no es problema, nunca lo ha sido. Las cosas se aprenden a base de persistencia y compromiso y de manera gradual. Yo empecé en los dominios desde lo más bajo. Si quieres empezar hoy con cantidades ingentes de dinero en este negocio para situarte en lo más alto, lo más probable es que pierdas gran parte de ese dinero. Empieza con poco dinero y ve ganando experiencia y conocimiento. Luego busca un inversor con el que quieras trabajar.

Casi todos los inversores carecen de tiempo y tienen una lista de prioridades. No intentes venderles algo en lo que no están interesados. Cuando encuentres uno pregúntale ¿si consigo este trato para tí, puedes darme un xx % como comision?. Ningún inversor serio se volverá para atrás en este punto. Trabaja con una estructura de comisiones que sea buena para las dos partes. Los inversores son expertos en negocios. Si encuentras un trato al que el rehúse pregúntale el porqué. Cuando tengas suficiente dinero y consideres que un trato es muy bueno, aceptalo tú. Si no tienes suficiente dinero ofréceselo al inversor. Aquí es donde realmente empiezas a construir tu futuro. Es importante tener una cartera de inversores para mover más los negocios. Esta forma de operar no me ha costado nada y me ha sido muy útil."

"El dinero no da la felicidad, hoy día tengo un montón de hobbies (como el de la foto, probar la gravedad 0) y me preocupo más en ayudar a los demás que en centrarme en mí mismo."

Sahar en gravedad cero

(Fuentes: DnJournal, Conceptualist)

Han dejado 25 comentarios...

Avatar

Jordi Planas Manzano

1 de octubre de 2007 at 22:06

Muchas gracias por la traducción.

Avatar

noel

2 de octubre de 2007 at 1:54

Otro de tus post que me deja con la boca abierta ….

Avatar

noctime

2 de octubre de 2007 at 4:02

POr favor que buen artículo! me habeis dejado embobado con el mismo, he parado de hacer el resto de cosas y me he centrado en esto…
Felicidades por la web

Avatar

corsaria

2 de octubre de 2007 at 8:22

Estupendo artículo. Gracias por compartirlo. :-)

“El dinero no da la felicidad” claro, pero… ¿hay que llegar a tener dinero de sobra para saber eso? xD

Avatar

Radltx7

2 de octubre de 2007 at 8:29

muy buena forma de captar la atención de el lector felicidades.

Por allí siguele

Saludos!

Avatar

Eneko

2 de octubre de 2007 at 8:58

Muy buena historia!

Avatar

Alex

2 de octubre de 2007 at 10:30

Casualidades!!!

Acabo recién de terminar el que ya ha sido el post más largo de mi vida sobre la bonita historia de un peregrino del mundo, que da mucho que pensar, y me encuentro con esta otra historia que creo ha sido de las más extensas y bonitas de cuantas te leí.

Sin duda alguna todo lo bueno lleva su tiempo.

Avatar

Ruben

2 de octubre de 2007 at 12:29

¿alguien puede prestarme 3000$?

Avatar

Domisfera » Articulo » Ron Jackson casi le secuestra un dominio a Sahar Sarid

2 de octubre de 2007 at 18:05

[…] Domisfera Un punto de vista diferente Sahar Sarid: el sueño americano con dominios es posible y más rápido […]

Avatar

Mario Berman

3 de octubre de 2007 at 1:58

Excelente el post y la estrategia relacionada con los dominios genéricos. Coincido 100%.

No solo de dominios vive el hombre.
Alguien quiere participar de una espectacular oportunidad de negocios?. Acepto inversores de 3000€ para arriba.

Avatar

Una historia interesante » galder.net

4 de octubre de 2007 at 7:02

[…] Mi amigo Javi escribe en Domisfera, un blog de dominios, y el otro día Javi me recomendaba echar una ojeada a este artículo sobre Sahar Sarid. Últimamente ando a tope y no suelo ni leer mucho en Internet, casi casi simplemente escribo sobre cosas que me surgen en el trabajo y fuera de él. […]

Avatar

meneame.net

4 de octubre de 2007 at 9:39

Una historia muy Interesante…

Historia de un Israelita que dejo su país para emigrar a Estados Unidos y hacer fortuna. El sueño americano es posible. También con el registro de dominios….

Avatar

Domisfera » Articulo » Buenas perspectivas para la industria de los dominios

19 de octubre de 2007 at 21:07

[…] Michael Gilmour, un analista con peso en la industria del domaining, fue miembro de un panel de expertos en el marco de las conferencias T.R.A.F.F.I.C de Miami. A su lado estaban Rick Schwartz, Frank Schilling, Sahar Sarid  y Owen Frager. […]

Avatar

Domisfera » Articulo » El incidente cowboys.com

20 de octubre de 2007 at 15:59

[…] Sahar Sarid propone nombrar a los Dallas Cowboys al premio Tonto del Año. Argumenta la nominación en cuatro puntos: […]

Avatar

Domisfera » Articulo » La cara y la cruz de los dominios .mobi

23 de noviembre de 2007 at 9:12

[…] Por otro lado Sahar Sarid, que asegura no tener ningún .mobi, tiene un punto de vista diferente al de Rick: […]

Avatar

Domisfera » Articulo » Entrevista de Domisfera a Rick Schwartz

17 de diciembre de 2007 at 8:34

[…] (24) ¿Cómo conoció Usted a Sahar Sarid? […]

Avatar

eCCe

17 de diciembre de 2007 at 13:54

Muy bueno!!! No lo había leído hasta que ví el link en la entrevista de Rick Schwartz :D

Avatar

Domisfera » Articulo » Thought Convergence (TrafficZ) compra Name Intelligence (DomainTools)

17 de mayo de 2008 at 19:11

[…] Pues eso es precisamente lo que Jay ha vendido: su enorme base de datos públicos junto con las herramientas para hacer data mining de dominios. Los compradores son Kevin Vo y el abogado (y amígo de Sahar Sarid) Ammar Kubba (ambos en la foto). Son los dueños de Thought Convergence que es la empresa madre de Trafficz (empresa de parking de dominios) e Idea.net (empresa de desarrollo de dominios premium). […]

Avatar

Una bonita historia de como un trabajador de una heladeria acaba por convertirse en un multimillonario empresario domainer

11 de noviembre de 2008 at 18:42

[…] El otro dia visitando Domisfera por casualidad me encontré con esta noticia (de hace un año) donde se cuenta la historia  y las peripecias de un tal Sahar Sarid por las que paso antes de convertirse en alguien muy importante entorno al mundo de los dominios.  Editado: A peticion del autor de los autores originales de este articulo, solo se muestran los primeros parrafos de la historia de la vida de Sahar Sarid El articulo completo, lo podeis encontrar en: http://www.domisfera.com/sahar-sarid-el-sueno-americano-con-dominios-es-posible-y-mas-rapido/ […]

Avatar

Domisfera » Articulo » Thought Convergence paga pero sigue adelante con la demanda a Jay

3 de junio de 2009 at 21:53

[…] Hace unos días Thought Convergence, que pertenece a los domainers Kevin Vo y el abogado (y amigo de Sahar Sarid) Ammar Kubba, ha enmendado la demanda (pdf) confirmando que ha pagado en Mayo a Jay 4 millones de dólares y ha transferido 1,5 millones de dólares a una cuenta de escrow. Esta cantidad estará bloqueada hasta conocer el resultado de la demanda. […]

Avatar

Pepe.com vendido por 45.000€, multiplica su valor x4 en tres meses | Dnzapping

10 de marzo de 2010 at 22:18

[…] El dominio Pepe.com, registrado en Octubre de 2001, fue comprado por Francois Carrillo de Domaining.com el 28 de Diciembre de 2009 en una subasta de Bido por 15.000$. Constituyó un hito para esta plataforma de compra-venta de dominios, comentado por su dueño Sahar Sarid. […]

Avatar

Álvaro

20 de abril de 2010 at 1:46

¡Acojonante! Simplemente genial. Gracias por el artículo y la traducción crack!

Avatar

Domisfera » Articulo » La plataforma de compra-venta de dominios Bido ha cerrado

7 de mayo de 2010 at 21:39

[…] Sahar Sarid ha cerrado su plataforma de compra-venta de dominios Bido el 5 de Mayo de 2010. En su -antes de Bido interesante- blog anunciaba en un muy corto post el cierre sin dar más explicaciones y que iba a vender la web y la plataforma tecnológica creada, para la cual ya tenía ofertas de 6 cifras. […]

Avatar

¿Qué pasó con Bido? | Dnzapping

11 de agosto de 2010 at 20:00

[…] Han pasado ya tres meses desde el cierre de Bido y nadie ha retomado la web ni el modelo de negocio a pesar de que el momento de su cierre allá por Mayo Sahar Sarid anunciaba que "iba a vender la web y la plataforma tecnológica creada, para la cual ya tenía ofertas de 6 cifras". Noticias Relacionadas No hay. […]

Avatar

Domisfera » Articulo » Dinahosting sortea un vuelo en gravedad cero para dos personas

16 de septiembre de 2010 at 20:36

[…] Dinahosting con motivo de su DÉCIMO aniversario, que celebrará en 2011, sorteará un vuelo en gravedad cero para 2 personas (como el que disfruta el domainer Sahar Sarid en la foto). Este premio incluye: […]

¿Quieres dejar tu comentario?