Mala fe en el registro y en el uso del dominio
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

En el caso Camon S.p.A. v. Intelli-Pet por el dominio walkydogusa.com el panelista único, Tony Willoughby, expresó su preocupación sobre el hecho de que haya panelistas que interpreten la políticas que rigen los procedimientos UDRP para satisfacer las necesidades de los propietarios de marcas más allá de sus responsabilidades. El tema debería ser un asunto más de legisladores, no de panelistas.

Los hechos del caso son, en esencia, los siguientes:

1. Demandante y demandado son competidores. Venden productos para mascotas. En concreto el demandante vende uno llamado WALKYDOG. El producto similar del demandado se llama K-9 BIKE JOGGER.

2. El demandante adquirió en 2007 la compañía italiana Bice que usaba la marca registrada WALKYDOG y el dominio walkydog.com. En esa época el demandado era distribuidor de WALKYDOG para Bice en Estados Unidos.

3. El dominio en liza fue registrado por el demandado en 2003.

El demandado no ha participado en el proceso UDRP.

El panelista acepta que el dominio es confusamente similar a la marca del demandante y que el demandado no tiene derechos o intereses legímos en el mismo, ya que una vez fue distribuidor del producto WALKY DOG, pero ahora utilizaba el dominio coincidente con la marca sin estar autorizado por el propietario de la marca y para promocionar un producto similar de la competencia.

Sin embargo, para llevarse el dominio el demandante tiene que demostrar mala fe en el registro y en el uso del mismo por parte del demandado. Y en este caso no se ha satisfecho esta condición. Según los hechos, el registro del dominio fue hecho de buena fe, pero su actual uso (desde que el demandado no distribuidor de WALKY DOG) demuestra mala fe.

La política dice: registro Y uso de mala fe. El demandante no ha argumentado nada que indique lo contrario en cuanto al momento del registro. La buena fe en el momento del registro es tan obvia que el demandante no la ha cuestionado, en cambio la mala fe en el uso es flagrante.

Tony Willoughby dedica una gran parte de su decisión a examinar decisiones inconsistentes en cuanto a la mala fe. Su punto de vista es hacer precisamente lo que debe, aplicar la política UDRP tal y como está escrita.

Aún así se permite terminar diciendo que: "soy consciente de que se ha producido una flagrante violación de la marca registrada del demandante y que esta parte no va a obtener el dominio. El Panel deplora este resultado y cree firmemente que se debería introducir una enmienda en la política (por ejemplo sustituyendo mala fe en el registro y en el uso por mala fe en el registro o en el uso). Pero este panel también ha adoptado esta decisión ajustándose a la política que actualmente no cubre este caso, otrogando el dominio al demandante que sería lo deseable".

Han dejado 2 comentarios...

Avatar

Registro Y uso de mala fe | Dnzapping

10 de octubre de 2010 at 19:49

[…] Tal y como dijo el panelista Tony Willoughbyen otro caso, para llevarse el dominio el demandante tiene que demostrar mala fe en el registro y en el uso del mismo por parte del demandado. Noticias Relacionadas Viacom obliga a un panelista a explicar qué es ciberocupaciónThunayan Khalid AL-Ghanim recupera en los tribunales lh.com […]

Avatar

Un dominio registrado hace 15 años es perdido vía UDRP por mala fe en la renovación

21 de octubre de 2013 at 11:37

[…] La politica UDRP exige que el dominio sea registrado Y usado de mala fe. […]

¿Quieres dejar tu comentario?