Chris Hartnett, el domainer que casi cruza tres veces la linea
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

El siguiente artículo profundiza en la historia del domainer Chris Hartnett que ya fuera contada en Los primeros Domainers. Chris tiene unos 12.000 dominios y es co-propietario de otros 20.000. Es un inversor con un ojo clínico para los negocios excepcional, que hizo su fortuna en otros sectores, estuvo a punto de morir tres veces y hace tres años volvió a sumergirse en la comunidad domainer, de la que destaca su espíritu emprendedor único.

El Doctor Chris Hartnett

En los años 90 el Doctor Chris Hartnett revolucionó el panorama de las telecomunicaciones con su empresa USA Global Link, la primera que permitía las llamadas de un teléfono a otro usando Internet como via de transmisión de la voz.

Lo que empezara como una empresa con tres empleados en el remoto pueblo del medio oeste norteamericano de Fairfield (Iowa), se convirtió en una empresa con más de 6.500 empleados distribuidos en 160 paises. Para 1999, Global Link tenía unos ingresos anuales de $589 millones.

Cuando otra empresa fundada por él, Global Online India, salió a bolsa se capitalizó en $780 millones el mísmo día del estreno. Para el año 2000, las empresas de Harnett tenían un valor de mercado de $2.800 millones (teniendo él y su familia el 85% de las acciones).

Hartnett llegó a estar en portada del Wall Street Journal 7 veces y en 1996 recibió el premio Emprendedor del año, concedido por Ernst & Young, USA Today y el NASDAQ. Fue invitado al exclusivo foro de económico de Davos (Suiza), donde se codeó con otros 42 multimillonarios de todo el mundo.

Chris ha estado a punto de morir 3 veces. Durante un periodo de 13 años estuvo hospitalizado 27 veces. Desde 1988 tenía un desorden del tracto intestinal que ha requerido que los cirujanos se lo reconstruyan entero.

En 2001 estuvo a punto de cruzar la línea, cuando en otra estancia hospitalaria bajó de 45 kilos. Su familia, amigos, doctores y consejeros le dijeron que dado, que su salud debía ser su prioridad,tenía sólo dos opciones: O vender su empresa o morir. Vendió. Gigantes como Deutsche Telekom, France Telecom y Worldcom se repartieron la jugosa pieza. Hartnett ganó más, hoy sigue vivo y puede contarlo.

Chris nació en el seno de una familia acaudalada el 15 de Agosto de 1953. Su padre, William, fue abogado y perteneció al FBI. Llegó a ser uno de los constructores más importantes de Estados Unidos, estando detrás de proyectos tan monumentales como el United Nations Plaza (New York), el Century City (Los Angeles) o el Lake Point (Chicago). En total más de 260 edificios.

Cuando era pequeño, su padre le dijo: "Nunca serás el hijo de un hombre rico. Esos no tienen respeto por el dinero.". William cubrió la educación de sus hijos, pero luego se tendrían que labrar ellos mismos su fortuna. De hecho casi todo el dinero de William irá a parar a la Iglesia Católica y a diversos hospitales.
 
Chris se ganó el respeto de sus compañeros de clase construyendo su propio ordenador con el que ganó el primer premio de un concurso de Ciencias (en la foto). Los éxitos de su padre le impulsaron a conseguir los suyos propios, consiguiendo ser el alumno más distinguido del colegio año tras año.

Chris Hartnett premiado por construir su ordenador

A los 18 años decidió ir a la Universidad Loyola Marymount (Los Angeles) y desconectar de su entorno familiar. Hasta tal punto, que cuando regresó, ya con 26 años, no sabía donde estaba la casa de sus padres y tuvo que andar preguntando direcciones en una gasolinera.

Cuando estaba en Loyola, sintió que no estaba aprendiendo cosas que le interesaran. Oyó hablar de la Maharishi International University’s School of Management. Fue a visitarla, le gustó y dejó Loyola.

El Maharishi Mahesh Yogi (que murió el mes pasado a los 90 años) era también el fundador de una institución de Meditación Trascendental. Llegó a ser vecino de la familia Hartnett y amigo personal de Chris, sobre el que ejerció gran influencia.

Su primer día en el campus fue breve, pues la institución se mudaba a Fairfield (Iowa). Aunque los nuevos estudios de Chris estaban oficialmente reconocidos, su padre le retiró el apoyo financiero. Así que para pagarse los estudios, vendió el coche deportivo Jensen-Healey que su padre le había regalado.

Después de haberse graduado, sentía que aún tenía que aprender más, así que permaneció en Fairfield 3 años y medio más asistiendo a múltiples cursos de varias disciplinas. Esta vez se pagó los estudios trabajando como conductor para UPS, como obrero de la construcción e incluso como electricista. Ayudó a construir un estudio para los Beach Boys, que grabaron en Iowa un disco. Por aquella época conoció a su futura esposa Linda, que había dejado Vermont por los mismos motivos que él, no se sentía contenta con lo que estaba aprendiendo.

Después de obtener su título en Gestión de Empresas, ambos fueron a por el doctorado. Cuando Chris acabó su etapa de estudiante, se reconcilió con su padre. Consiguió un trabajo en Saint Louis gestionando la conversión de uno de los edificios de apartamentos de su padre en pisos. El resultado de la operación fue de unas ganancias de 3.5$ millones y que Chris aprendió porqué es mejor ser el jefe de uno mismo: "Yo ganaba 13.000$ al año en este proyecto, así que fui donde mi padre y le pedí un aumento. Me despidió."

Chris fue a Chicago, consiguiendo tres trabajos y destacando especialmente en la venta de pisos. Asistió a unos cursos de gemología, por el simple hecho de que se iba a casar con su novia y quería estar informado antes de elegir el anillo de bodas. Su interés en la joyería también estaba avivado porque su tía Christine se había casado con Frank Pennino, uno de los tres famosos hermanos Pennino, que eran probablemente los joyeros más famosos de los Estados unidos en los años 20 y 30. Al final  Hartnett creó su propia empresa de inversión en piedras preciosas en 1979. Su padre también quiso invertir en ella.

"Quería conseguir 5$ millones para comprar gemas. Mi padre me dió una lista de 15 personas interesadas. Al final obtuve la financiación y una red de contactos de más de 100 personas.".  Habiendo conseguido el dinero necesario, ahora fue a intentar unir a su grupo a expertos en gemas de reputación mundial, obteniendo la adhesión del Doctor Paul DeSautels que era jefe del Departamento de gemas del Smithsonian. Hartnett consiguió varios contratos para suministrar piedras preciosas a varios detallistas, incluyendo a Sears, JC Penney y Montgomery Ward. Después de un años de acabar los estudios y con 25 años, Chris ya había ganado su primer millón de dólares.

Algunos de los clientes de Chris operaban en la Bolsa de Chicago. A Chris le entró la curiosidad. El negocio de la bolsa le entusiasmó y, paralelamente al negocio de las gemas, se hizo broker, especializándose en el mercado de futuros. El Wall Stret Journal lo destacó como unos de los pocos que supo anticiparse al crash del 19 de Octubre de 1989. Hartnett hizo millones en la bolsa, hasta que se retiró de este escenario en 1990.

El siguiente año lo pasó viajando por el mundo con un socio, haciendo negocios relacionados con las gemas. En un bar de Hong Kong se encontró con un tipo que le habló de una tecnología que automatizaba las técnicas para ahorrar dinero en las llamadas a larga distancia. Era algo que él ya hacía manualmente desde hacía tiempo: "Durante mis viajes, yo le decía a Linda que si oía dos tonos del teléfono y luego se paraba, era una señal para que me devolviera la llamada al hotel. Llamarla desde un hotel me podía costar hasta 18$ por minuto, pero si ella me llamaba al hotel desde casa, nos costaba sólo 2$ por minuto. Cuando oí que tenían un ordenador que automatizaba esta tarea, le dije que quería comprar la tecnología. Ese fue el principio de USA Global Link. Al de 5 meses, la compañía ya tenía un flujo de caja positivo."

Chris Hartnett, rey de las callbacks

Más adelante USA Global Link realizaría la primera llamada VoIP recibida en los Estados Unidos. Era 1988, y los intestinos de Chris se empezaban a desintegrar. Tuvieron que reconstruirselos con tres operaciones, tras 13 años de padecimientos. Era tal su situación que a principios de los 90, tenían una cama de hospital en el Jet de la empresa y cuando el avión llegaba a un aeropuerto, los que iban a hacer negocios con Chris debían subir al avión para encontrarse con él.

A pesar de su estado de salud, fue capaz de iniciar otro negocio. Empezó a comprar dominios en 1994. Cuando aparecieron los números 800, USA Global Link compró más que nadie en el mundo. Su cuñado Gary, que tenía uno de los 800 más exitosos (1-800-Dentist y el dominio 1800dentist.com) le pidió 15.000$ para empezar en este negocio. Al principio Chris pensó que era una mala idea, pero la cosa funcionó casi desde el principio y pronto llegaron tener 250 personas trabajando en su call center de Los Angeles llegando a generar más de 1 millón de dólares al mes.
 
Aunque empezó relativamente pronto, no adquirió ninguno de los genéricos tan cotizados hoy día.

Empezó registrando dominios con el prefijo Global. "Tuvimos un gran éxito como compañía global, así que decidí que independientemente del negocio que fuera a montar, tenía que ser global.". Por ejemplo GlobalOnline.com fue el dominio de Global Online Inc., un proveedor de servicios de Internet que montó. Otro ejemplo es Global Online India. Además registró nombres descriptivos que sus empresas podían utilizar como GOLFrance.com o GOLSpain.com Hartnett también registró dominios en otros sectores como la banca o la joyería (RedRuby.com, PinkEmeralds.com) y otros como MyMother.com. En total se gastó 3$ millones en un periodo en el que registrar un dominio .com costaba $100. A pesar de que le hubiera gustado registrar más genéricos de una palabra, se siente satisfecho con su portafolio.

Hartnett continúa añadiendo dominios al mismo y como inversor no tiene un pelo de tonto: "Cuando compro, quiero comprar a gente que tenga que vender. Esto les beneficia a ellos y a mí. Ganas dinero con dominios cuando los compras, no cuando los vendes y lo haces si compras a un precio adecuado. Cuando vendo dominios, suelo pedir un precio alto porque ‘prefiero disparar al cielo desde los árboles, que disparar a los árboles desde el barro’."

Aunque como inversor se fija en el valor real de lo que invierte, admite que de vez en cuando ha especulado un poco. Y un poco significa, por ejemplo, que es el mayor propietario de dominios .tv del mundo. Tiene o comparte con otros 4 socios un total de 17.000 dominios .tv.

"No generan casi ingresos, sin embargo me atraen por diferentes razones. TV, como la palabra Global, es muy usada en diferentes lenguas por todo el mundo y es una palabra de que es reconocida casi al instante. Por otro lado, hay una convergencia entre los ordenadores y la televisión, que se está produciendo mucho más rápido de lo que nadie imagina. Creo que el texto se va a asociar con el .com y los contenidos más visuales con el .tv. Si tienes el .com y funciona bien, el .tv te va a posibilitar una integración vertical. Por ejemplo, ¿qué prefiere la gente, leer una historia o verla?. Creo que ultimamente prefieren verla. ¿Porqué no podemos tener una web .tv para cada producto, por ejemplo para ver cómo se usa en vez de sumergirnos en un manual?. ¿Porqué no podemos tener una web para cada enfermedad, en vez de leer, ver uno o más programas sobre la misma?. Creo que la extensión .tv es muy buena para este tipo de cosas."
 
A finales de 2004, cuando ya podía salir de la cama, resbaló en el hielo (en la foto el traslado) y se rompió la pierna en cinco partes. Otros 6 meses de hospital, que aprovechó para hacer un poco de domaining. Vió que se iba a celebrar una conferencia T.R.A.F.F.I.C.en Las Vegas (Mayo 2005) y decidió ir. Desde entonces ha estado en todas, siendo conferenciante en algunas.

No sale de una y...

"La comunidad domainer está compuesta de personas con un espíritu emprendedor único. Lo que más me gusta es lo bien asentados que están casi todos, a pesar del éxito que hayan podido tener."

"La arrogancia (pensar que eres mejor que alguien) frena la armonía y generación de riqueza en el mundo."

De sus reuniones con algunas de las personas más ricas de este planeta ha extraido esta profunda observación: "Muchos de ellos no son ricos en el sentido tradicional de la palabra, la riqueza es algo que puedes ver en los ojos, es felicidad y autorealización. Es carencia de arrogancia."

"Una de las cosas más importantes que he aprendido en el umbral de la muerte, en el que he estado tres veces, es que no te puedes llevar cosas materiales al otro lado. Sí, el dinero es importante, pero sólo si te permite hacer lo que quieras cuando quieras. Esa es la verdadera riqueza."

Chris Hartnett

(Fuente: DnJournal)

Han dejado 2 comentarios...

Avatar

Alvaro

12 de julio de 2008 at 14:32

¡Buen artículo Domisfera!.

Avatar

THE Domain Conference 2016 – Fort Lauderdale Florida

26 de septiembre de 2016 at 10:18

[…] domainer Doctor Chris Harnett, que estuvo a punto de morir tres veces, acudió con muy buen humor al evento. También […]

¿Quieres dejar tu comentario?