¿Y si te roban un dominio?
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

El demandante es Bjorn Kassoe Andersen (Dinamarca). El demandado es Direction International (Australia). El dominio en disputa es direction.com.

Como el demandado no ha respondido, el panelista acepta como verdaderas las alegaciones del demandante para este procedimiento.El demandante posee Direction, una consultora danesa ubicada también en Dinamarca. También posee desde 1994 la marca registrada en Dinamarca DIRECTION (Reg. No. VR 1994 03811). Empezó su negocio bajo esa denominación en 1994. En 1998 registró el dominio direction.com.

Misteriosamente y sin autorización, el dominio fue transferido recientemente al demandado y se hizo un cambio de Agente Registrador. De 000domains.com a Tucows, Inc. El proceso de transferencia fue iniciado el 11 de Noviembre de 2006. El demandado lo puso en parking.

El demandante alega que:

(1) El demandado le secuestró el dominio, que es igual a la marca registrada que él tiene.

(2) El demandado no tiene intereses legítimos ni derechos respecto al dominio. No es conocido por ese nombre, ni ofrece servicios o productos relacionados, ni hace un uso no comercial del mismo.

(3) El demandado registró y usó el dominio de mala fe. Robó el dominio accediendo de manera no autorizada a su cuenta en el Agente Registrador. Cambió la información del Registro (nombre, email, teléfono y pasword) y luego, como nuevo contacto administrativo inició y aprobó el cambio de Agente Registrador a Tucows, Inc antes de que él pudiera restaurar la información original con que registró el dominio. Bjorn, inconsciente de la transferencia iniciada, recuperó el control de su cuenta de dominios en 000domains.com demostrando que él era el propietario legal. Sin embargo el dominio ya había sido transferido a Tucows y no quiso volver a transferirlo de vuelta a 000domains.com argumentando que, de acuerdo con las normas de la ICANN, dicha transferencia debe ser aprobada por el contacto administrativo del dominio (el demandado, en este caso).

Hay mala fe en el uso porque para dificultar las investigaciones acerca del robo del dominio, el demandante usa servidores en Alemania e Irán, ha proporcionado información de registro para el dominio que parece no ser válida, y además, según el demandante, el mail del demandado ha sido usado por un "ladrón de dominios".

El panelista transfirió el dominio al demandante con estos argumentos:

(1) El dominio es idéntico a la marca registrada por el demandante en la Oficina Danesa de Patentes y Marcas Danesa.
 
(2) El anonimato del demandado dificulta el establecimiento de si tiene o no derechos o intereses legítimos en el dominio. Sin embargo, el hecho de que el demandado no conteste a las alegaciones del demandante de "secuestro" o "robo" del dominio descartan cualquier ulterior averiguación acerca de si el uso del dominio por parte del demandado es legítimo o tiene derechos sobre él. De esto se colige que el demandante ha demostrado que la parte demandada no tiene derechos o intereses legítimos.
 
(3) Aunque no queda muy claro cómo el demandado ha tomado el control sobre el dominio, parece claro que lo ha hecho sin el consentimiento del demandante y por medios probablemente deshonestos. Además también ha cambiado datos de registro del dominio. En estas circunstancias el panel encuentra que el Registro aporta suficiente información para deducir mala fe en el registro y en el uso del dominio.

(Fuente: http://www.wipo.int/amc/en/domains/decisions/html/2007/d2007-0605.html )

Han dejado 1 comentario...

Avatar

Félix

16 de julio de 2007 at 18:00

Pues es una cosa que siempre he pensado, imagina que un hacker consigue tus claves y empieza a trasladar tus dominios. Si no te das cuenta y no llegas a tiempo ¿Como los recuperas? Sería difícil, teniendo en cuenta que el ladrón puede poner datos falsos en los datos de registro (whois) del dominio.

¿Quieres dejar tu comentario?