La estafa de los certificados de la ICANN
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

La ICANN se hacía eco de que algunas entidades habían intentado vender certficados fraudulentos que, según afirmaban los estafadores eran necesarios para proteger dominios de tipo gTLD, como los de las Nuevas Extensiones. Los estafadores pretendían obtener una tasa de los registrantes mediante la emisión de un certificado con apariencia de oficial y que incluía el uso no autorizado del logo de la ICANN:

Fraude!

Fraude!

La ICANN ha dejado claro que no emite certificados y que no recauda directamente  tasas de los registrantes de dominios. La ICANN sigue investigando este caso y este tipo de fraudes pueden denunciarse en compliance(arroba)icann.org

¿Quieres dejar tu comentario?