Informe final sobre dominios expirados
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

El grupo de la ICANN PEDNR (Post-Expiration Domain Name Recovery) ha emitido su informe final (93 páginas) con 18 recomendaciones sobre los dominios expirados. El número ha crecido desde las 14 de su anterior informe y además algunas de ellas ya no se presentan como buenas prácticas sino como requisitos.

Uno de los cambios más importantes (Recomendación 2) es que los Agentes Registradores deben interrumpir la DNS de un dominio expirado al menos 8 días antes de que el dominio sea borrado. La mayor parte de los Agentes Registradores más grandes ya lo hacen, mostrando una página de parking informando que el dominio ha expirado. Esta es una efectiva manera de llamar la atención del propietario del dominio. Esta página debe incluir información sobre el dominio expirado y cómo renovarlo (Recomendación 3).

El contrato de registro debe incluir información sobre las tasas que se van a aplicar para la renovación cuando un dominio expirado (Recomendación 5). Debe haber indicaciones claras sobre los métodos que de notificaciónes pre y post expiración que se van a usar (Recomendación 6).

Al menos se deben enviar dos notificaciones antes de la expiración y una después (Recomendaciones 7 y 8). Todos los gTLDs y Agentes Registradores deben ofrecer el periodo de gracia, a excepción de los sTLDs (Recomendaciones 13 y 14). No se debe permitir la transferencia de un dominio durante el periodo de gracia (Recomendación 15).

La ICANN debe desarrollar materiales informativos sobre cómo gestionar un dominio y evitar su pérdida no intencionada (Recomendación 16).

Como recomendaciones de buenas prácticas figuran las siguientes:

Recomendación 10: Las notificaciones tras la expiración deben ser enviadas a algún otro email de contacto además del asociado con el dominio.

Recomendación 11: Suministrar información sobre cuando será enviados los emails.

Recomendación 12: Intentar que los registrantes suministren un segundo email como punto de contacto.

El GNSO debe ahora considerar las recomendaciones del informe para modificar las políticas vigentes de la ICANN.

¿Quieres dejar tu comentario?