Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

Tokelau se compone de tres grupos de islotes origen coralino en el Océano Pacífico Sur, aproximadamente a la mitad de la distancia entre Hawaii y Nueva Zelanda, en el cinturón de tifones del Pacífico. Ninguna de las islas de Tokelau tiene puerto y tienen una superficie total de 10 km². Tiene una población de unos 1.500 habitantes y está a dos días en bote del lugar poblado más cercano.

Tokelau

Joost Zuurbier (en la foto), es un emprendedor holandés que compró la extensión y ahora ofrece dominios .tk gratis a cambio de anuncios.

Esta es la historia de Joost, contada por él mismo:

"En el año 2.000, un amigo y yo vimos como Hotmail, que daba direcciones de correo gratuitas era comprado por Microsoft. Pensamos hacer lo mismo, pero con dominios. Así que nos pusimos a buscar extensiones.

Tenía cuatro para elegir entre las extensiones desasignadas de la ICANN: Palestina (.ps), Timor oriental (.tp) y la isla de Pitcairn (.pn). La que más nos convenció fue la extensión .tk de Tokaleu.

Fuimos a ver al embajador Holandés en Nueva Zelanda. Tenía 65 años y estaba a punto de jubilarse. Fue muy amable e hizo todo lo que pudo para ayudarnos. Nos llamaba casi a diario para contarnos cosas de Tokelau. Cuando reunimos la información que necesitábamos, empezamos a mandar faxes a la isla, y a recibir faxes de la misma. Desde entonces, hemos tenido buena relación con ellos. Un año después firmamos el acuerdo con los representantes de Tokelau en Hawaii.

Antes tenían un ordenador en cada atolón. Tenían una conexión de 9,6 Kbps. Por ejemplo, se tardaba 6 días en hacer un Windows Update. Nunca habían visto una página web, sólo emails. El uso de esta línea costaba 3$ el minuto.

En 2003, uno de los requisitos de la ICANN era que en la isla tenían que tener actividad de Internet, así que les compramos una conexión vía satélite. Mi amigo y yo fuimos allí con un director de documentales de la televisión holandesa. Instalamos 15 ordenadores (5 por isla) en tres cibercafés. En cada isla instalamos una conexión vía satélite con routers CISCO que compramos en eBay por 50$. Esto era todo lo que necesitábamos de momento. Ya tenían un ancho de banda de 384 kbps. Más tarde ampliamos a 120 el número de ordenadores.

No hay ningún DNS en las islas. Somos el único ccTLD que opera fuera del país. La ICANN nos lo permite. Por ejemplo, hace unos cuantos años, el tipo que quería hacer un trato con Djibouti para operar los dominios .dj quería alojar los servidores DNS en Alemania (su país) o en el Reino Unido. Sin embargo la ICANN no le dejó. Al menos uno de los servidores raíz debía estar en Djibouti (capital de la República de Djibouti). Algo problemático, debido a los continuos cambios de gobierno y luchas que tenían lugar en la capital.

Afortunadamente uno de los miembros del Consejo de la ICANN estuvo es Tokelau en 1978 y conocía sus circunstancias. Era imposible poner un servidor DNS aquí. Sería muy inestable.

Al final fue un proceso de 4 años, pero conseguimos la extensión.

Les hemos enseñado a usar los ordenadores, y ahora que se pueden comunicar con el mundo exterior, un montón de gente quiere abandonar la isla. Durante 10-15 años hubo unas 1.500 personas, pero la población ha empezado a descender. Hay más gente de Tokelau viviendo en Nueva Zelanda que en las tres islas.

En los años 80 Nueva Zelanda le dijo a Tokelau que desde que la ONU no les permitía colonias, ellos tendrían que descolonizar las islas. Eso daba dos opciones: o se unían a Nueva Zelanda o se convertían en un país. Un barco vino y se llevó a mucha gente, pero 1.500 decidieron quedarse en la isla.

Una porción de su renta viene de alquilar sus caladeros a barcos estadouvinenses y japoneses que pescan tuna. Otro viene de los mares, donde la pesca es inagotable. Un dato curioso es que no hay puertos, porque cuando dejas la playa, la profundidad es de 3 km. No hay pendiente gradual, el cambio es brusco.

Estuve en la isla en 2003. El viaje es duro porque son 48 horas en barco por los revueltos mares del pacífico sur. El barco va arriba y abajo continuamente. Cuando llegas a la isla sólo puedes estar allí dos días, porque el barco se va y no espera. No lo recomendaría como vacaciones."

Taloha, Inc. está financiada de manera privada y tiene oficinas en San Francisco y Amsterdam. Actualmente gestiona 1.6 millones de dominios .tk. Cada día se registran unos 10.000.  Taloha trabaja junto con PowerDNS.com en Holanda, el proveedor principal de dns dinámico.

Estas son las condiciones para registrar un dominio .tk gratis:

1. Un máximo de tres dominios por persona
2. Si hay más de una petición, obtendrá el dominio el primero que conteste al mail de confirmación.
3. Ese dominio está registrado a nombre de Dot TK.
4. Dot TK monitoriza su tráfico. Se exige un tráfico mínimo de al menos 25 visitas únicas durante 90 días para mantenerlo.
5. Te ponen un frame en la parte superior de la pagina con publicidad y un pop-up cada vez que se accede a la página. Se puede ver un ejemplo en zonahackers.tk o sexo.tk.  Según Joost, el frame de publicidad no desaparece a menos que tengas 1.000 clicks en 90 días.El acceso a una web en un dominio .tk es bastante lento, según ha ppodido comprobar Domisfera.

Si quieres comprar el dominio, el precio de registro de los dominios denominados normales es de 6.95$ al año. Luego hay dominios especiales cuya tasa de registro va de los 25$ a los 2500$ al año. Por ejemplo, los dominios de menos de 4 letras tienen un precio no inferior a los 1000$. Las marcas registradas de las 500 empresas más grandes del mundo también son considerados especiales. Dot TK tendrá probablemente una lista de palabras premium o comunes con un precio asociado a cada una.

El año pasado Domisfera publicaba un artículo donde esta extensión estaba en el punto de mira de los spammers. En el mapa de MacAfee de extensiones clasificadas por el riesgo que conlleva navegar por ellas y en varios rankings de peligrosidad, el .tk figuraba a la cabeza o en las primeras posiciones.  Aunque tienen un sofware que revisa la extensión llamado WatchDot, ofrecer un dominios gratuitos inmediatos proporciona un marco que los spammers, phishers y estafadores no dudan en aprovechar.

Una de las características curiosas de esta extensión es que tiene una herramienta que te permite generar un dominio gratuito .tk a partir del link de una subasta (de eBay, Yahoo! Auctions,QXL, Marktplaats, Speurders, Yezzz, DHD24 y MercadoLibre).

Apenas un 1.5% paga por el dominio. La gente suele usar el dominio porque tiene un blog, una cuenta en MySpace o subastas en eBay y quiere hacer la url más corta.

Tienen también una API que te permite registrar dominios y gestionar tu cuenta. Aquí hay ejemplos de su uso en PHP, Java, Python y Perl.

Transferir un dominio de una entidad registradora a otra cuesta 175$

El gobierno obtiene ganancias de aproximadamente 410.000€ anuales. La "cesión" de su extensión les aporta un 10% del producto interior bruto, apenas unos 41.000€ anuales. En cambio, el gobierno tiene cada año unos gastos de 2.300.000€. Este déficit es compensado por la ayuda económica proporcionada de Nueva Zelanda.

Antes usaban conexiones vía satélite y radio para hablar entre los habitantes de las islas. Ahora usan telefonía IP. Según cuenta Aukusitino Vitale, director de Teletok (la compañía de teléfonos de Tokelau), los ingresos de su empresa han caido un 40% porque todo el mundo usa el Skype. También han pasado de 12 ordenadores a 200.

Han llegado a tener 8 millones de dominios, pero ahora rondan por los 1.6 millones. La vida media de un dominio son unos 5 meses. 6 millones de personas visitan la web de Dot Tk. En Turquía hay 6 veces más dominios .tk que los de su propia extensión. Hay que hacer un montón de papeleo para registrar uno. Un .tk se parece a Turquía (Turkey) y es mucho más fácil de registrar. Están traduciendo todo a turco para que sea más cómodo para ellos.

Realmente lo que ha hecho Joost Zuurbier tiene mucho mérito. El tener una idea y llevarla a cabo marca la diferencia entre los que son emprendedores y los que no.

(Fuente: Dot TK, BBC, Entrevista a Joost Zuurbier)

Han dejado 10 comentarios...

Avatar

ChicasMonas.info - Las chicas más guapas » Los dominios gratuitos .tk de Tokelau

23 de septiembre de 2007 at 8:36

[…] Este blog que estoy leyendo ultimamente escribio un post muy interesante, Aqui os pongo un extracto frikis!!: Tokelau se compone de tres grupos de islotes origen coralino en el Océano Pacífico Sur, … y ahora ofrece dominios .tk gratis a cambio de anuncios. Esta es la historia de Joost, contada por Posted in Domisfera ( 390 links from 100 sites) […]

Avatar

komete4

23 de septiembre de 2007 at 14:11

Muy interesante el articulo ;)

Avatar

joakinisky

23 de septiembre de 2007 at 22:21

El tener una idea y llevarla a cabo marca la diferencia entre los que son emprendedores y los que no—-

Sobre todo con los 1000 eurillos del ala que ganamos cada messs mejor mejorrrrrrrr :D

asi ta bien cada dia mas cuervos intentando copiar proyectoss!! y dejando a los emprendedores en la cuneta.
Venga ya , cuanta pasta les ha costado todo , y los ordenadores, viajes, pagodas y demas ,para untarle a la ICANN queeee y al consul queeee y a la isla queeee eeenga ya…!!! a ver si nos enteramos que para abrir negocio hace pasta y mas pasta.no se que entiende la gente por negocios….

Avatar

domisfera.com

23 de septiembre de 2007 at 23:04

Dilecto joakinisky:

Cuando he leido tu comentario, me ha venido a la mente la historia de dos estudiantes (ni siquiera eran mileuristas) que tuvieron una idea y decidieron llevarla a cabo:

Sergey Brin ya estudiaba en Stanford, y se había ofrecido como voluntario para mostrar las instalaciones a los candidatos, entre los que se encontraba Larry Page. Cuando éste finalmente decidió comenzar a asistir en septiembre, rápidamente se aficionó a estudiar la estructura de la WWW, formada por nodos (servidores y páginas web) y enlaces entre ellos.

A Page le obsesionaba la idea de que, en aquellos momentos, fuera imposible saber qué páginas web enlazaban a otras, ya que eso impedía el análisis de la WWW y poder determinar cuál era la importancia un documento web.

Con esta idea en mente, Page decidió comenzar un proyecto denominado ‘BackRub’ que intentaría determinar el número de enlaces hacia las páginas web (backlinks). Esta herramienta estuvo incluso online, y aún se guarda una copia en ‘archive.org’.

Para determinar los enlaces entre páginas, Page construyó un robot que rastreaba los diferentes sitios web, y almacenaba los links en una Base de Datos. Para ello, utilizaba Java y Python, e incluso posteaba en los ‘newsgroups’ para intentar solucionar dudas sobre su diseño.

En marzo de 1996, Page decidió poner en marcha el rastreo de la WWW a través de BackRub. Para ello, tomó como punto de partida la página web principal de la Universidad de Stanford, y a partir de ella se saltaría de página en página a través de los enlaces a lo largo y ancho de la World Wide Web.

El proyecto comenzaba a ser cada vez más complejo y esto fue lo que atrajo la atención de Sergey Brin, el cual no se había decantado por ningún proyecto para su tesis doctoral.

BackRub había conseguido determinar cuántos enlaces había entre las páginas, pero el reto estaba en conseguir crear un método para clasificar la importancia de cada una de esas páginas.

Sergey Brin, nacido en Rusia era considerado en su etapa escolar como un prodigio en matemáticas. Así pues, juntos trabajan para desarrollar el algoritmo de PageRank.

Pronto Page y Brin se dieron cuenta que, además de determinar la importancia de una página web, BackRub servía también para realizar búsquedas en la WWW, y con unos resultados además mucho mejores que los que ofrecían los en aquellos momentos populares Altavista o Excite.

Las primeras pruebas consistieron en buscar palabras solamente dentro de los títulos de las páginas web. PageRank ofrecía unos resultados sorprendentes, y fue entonces cuando se empezaron a creer que se encontraban ante algo grande.

Además, también descubrieron que su herramienta era totalmente escalable. Puesto que PageRank analizaba los links entre páginas web, cuanto mayor fuera la WWW, mejores serían los resultados. Este hecho inspiró a que Page y Brin bautizasen definitivamente su buscador con el nombre de Google, en alusión a la palabra ‘googol’ (el número representado por un ‘1’ seguido de 100 ceros). Además, en agosto de 1996 lanzaron públicamente la primera versión de Google bajo el dominio ‘google.stanford.edu’.

Ahora se encuentra inaccesible (fue sustuido por ‘google.com’), pero se pueden ver varias versiones almacenadas en ‘archive.org’, como la de mayo de 1998 o noviembre de 1998.

Entre algunos los alumnos de la Universidad de Stanford, Google se convirtió en todo un éxito en aquel verano de 1996, lo que animó a Page y a Brin a seguir dedicando esfuerzos al proyecto. Así, poco a poco consiguieron que el buscador indexase mayor número de páginas, y que además buscase información dentro del texto de éstas (no solo en el título). También comenzaron a descubrir que un buscador consume un montón de recursos, lo que les obligó a ir cogiendo prestados numerosos dispositivos de los laboratorios de la Universidad de Stanford (discos duros, CPUs, …), y a unirlos con técnicas tan poco convencionales como con piezas de Lego.

El cuarto de Larry Page era utilizado como la sala de los servidores, y cuando ésta estuvo completamente llena de cacharros, tuvieron que utilizar la de Sergey Brin como oficina y centro de programación. Google crecia rápidamente, consumía casi la mitad del ancho de banda de la Universidad (una de las mejor conectadas del planeta), y a finales de 1996 consiguió echar abajo la conexión a Internet del campus.

El dormitorio de Larry Page se convierte en el nuevo hogar de Google, llevando todos los equipos informáticos junto a su cama. La habitación de Sergey Brin, situada al lado de la de Larry, se convierte en la oficina financiera.

Google sigue indexando paginas rápidamente, y Larry y Sergey necesitan mucha más capacidad en sus discos duros. Tienen que adquirir un terabyte, y finalmente consiguen comprar varios discos duros rebajados, todos por $15,000.

A pesar de la ‘fiebre de los punto com’ de aquellos días, Larry y Sergey no consiguen encontrar un inversor que financie Google, y tienen que conseguir todo el dinero de sus familias y amigos íntimos.

En el porche de la casa de un amigo común -el profesor de la Universidad de Stanford David R. Cheriton-, Sergey y Larry conocen a Andy Bechtolsheim (cofundador de Sun Microsystems y vicepresidente de Cisco Systems), y comienzan a charlar sobre Google. Después de treinta minutos, Bechtolsheim les firma un cheque por $100,000 (más tarde les firmaría otro de igual cantidad), a nombre de ‘Google Inc.’. “Básicamente los chicos necesitaban máquinas y servidores para probar su nuevo concepto, y para pagar a los abogados que les ayudasen en los temas legales”, aseguró más tarde Bechtolsheim. “Y yo quería asegurarme ser parte de la compañía”.

El resto es historia, y esos dos estudiantes son ahora dos de las personas más ricas del mundo.

El tener una idea y llevarla a cabo marca la diferencia entre los que son emprendedores y los que no.

(Fuente: http://google.dirson.com/o.a/el-nacimiento-de-google)

Avatar

fyrwet

18 de noviembre de 2008 at 12:03

Bastante interesante la historia de estos dominios :)

Avatar

Domisfera » Articulo » Los 10 ccTLDs con menos población

5 de febrero de 2010 at 21:02

[…] […]

Avatar

Domisfera » Articulo » 193 millones de dominios registrados a finales del primer trimestre de 2010

11 de junio de 2010 at 20:14

[…] .tk (Tokelau) […]

Avatar

Claves del éxito en Redes Sociales . Estrategia digital y honestidad 2.0 – Curso #socialmaisTIC | laura camino

8 de junio de 2013 at 15:00

[…] un primer momento, a través de la plataforma de Blogspot, y poco después con un dominio .tk, cuya curiosa historia nos dejó con la boca abierta. En su transición de la especialización a la independencia, en 2006 […]

Avatar

No hay futuro en el paraíso: el declive de la población de las islas del Pacífico | Geografía Infinita

30 de abril de 2015 at 6:00

[…] de recursos en el archipiélago. Quizá para algunos este país del pacífico sea conocido por los dominios gratuítos .tk, que parecen no haber sido suficientes para contener la […]

Avatar

Key-Systems gana vía UDRP RRPproxy.me al dueño de los dominios .tk

2 de junio de 2015 at 7:43

[…] Presentó y ganó una UDRP (Caso DME2015-0002) por el dominio contra Joost Zuurbier, el dueño de los dominios .tk (que ya van por los 30 millones de […]

¿Quieres dejar tu comentario?