Dominios que coinciden con nombres de personas: Caso Jonathan Ive de Apple
Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.
Jonathan Ive (en la foto a la izquierda) es el diseñador Senior responsable del iMac, iPod e iPhone. Acaba de perder una WIPO que había puesto para obtener los dominios con su nombre jonathan-ive.com, jonathanive.com, jony-ive.com and jonyive.com (Caso D2009-0301). El panelista único John Swinson dijo que su nombre no era utilizado lo suficiente como para llegar al punto de estar protegido.

Jonathan Ive y Steve Jobs

Los dominios fueron registrados en 2004 por el británico Harry Jones. Como él mismo cuenta, montó la web mientras estudiaba diseño como proyecto, ya que era un gran admirador del trabajo de Jonathan Ive. Era un homenaje al personaje y a su obra, sin ánimo de lucro (lo cual hoy no es cierto ya que tiene publicidad de Google).

En abril de 2006 Apple se puso en contacto con él para que pusiera un claro mensaje de que no tenía vínculos con  Apple o Jonathan Ive, cosa que hizo.

En febrero de 2008 un empleado de Apple se puso en contacto con él para que les cedería los dominios a cambio de un iPod. Más adelante aumentaron la oferta con un Macbook. Luego le ofrecieron 10.000$ que rechazó. Él les hizo una contraoferta de 400.000$ para disuadirles, no teniendo intención de vender. Según cuenta, a él le gustaría llegar a un acuerdo amistoso con Jonathan Ive discutiéndolo en persona.

Ive solicitó el registro de marcas con su nombre a nivel europeo en Octubre de 2008. Todavía están pendientes. Y esto no es sufiente, como es lógico, para demostrar o establecer derechos de marca sobre el dominio. En el caso de nombres de personas, es necesario demostrar que ha sido usado comercialmente. La reputación o fama no es condición suficiente para demostrar derechos de marca, como ha sucedido en otros casos con actores, cantantes, políticos, etc.

El panelista advierte que los productos diseñados por Ive han sido comercializados como productos de Apple, sin referenciarle en la promoción de los mismos. El mismo Ive comentaba en la WIPO que "raramente acepta dar conferencias y cuando lo hace sólo acepta como pago los gastos ocasionados. Soy un persona muy celosa de su privacidad. Mi reputación está establecida por mi trabajo. No hago autobombo y no suelo conceder entrevistas, evito la publicidad".

Consecuentemente el trabajo por el es famoso es primaria y públicamente atribuido a Apple más que a él. Ha decidido mantener su nombre fuera del entorno comercial.

Sin embargo el panelista añade que aunque esto sea así en estos momento y la demanda sea rechazada, Ive podría tener un caso en el futuro si le conceden las marcas que a pedido a nivel europeo y las utiliza comercialmente.

¿Quieres dejar tu comentario?