Esta web usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas entendemos que das tu consentimiento. Leer más.

El quinto poder: Internet

General 29 de enero de 2007

Hace unos meses leía un hipnótico artículo en el blog de José Antonio del Moral de Alianzo a través del cual se llegaba a concluir de forma reflexiva y muy razonada el papel de los blogs como ese quinto poder necesario, disidente, contestatario y subversivo.

Por supuesto, ya muy acostumbrados desde que tenemos conciencia, nos veíamos  rodeados de esos 3 omnipresentes poderes que imperan y gobiernan estas nuestras modernas sociedades. Pero cuando los medios de comunicación tradicionales –cuarto poder- parecían erigirse como el baluarte para la denuncia de las malas artes de los 3 primeros,  veríamos con suma desdicha como se convertirían al final en los más despóticos y oligarcas en muchos casos.

Unido a esto y más recientemente, leía otro interesante artículo sobre la influencia de algunos nombres de dominio en las elecciones de los EEUU, y aunque eso aún no ha llegado a España, no es de extrañar que los blogs y nombres de dominio jueguen cada vez un papel más importante en los resultados políticos de unas elecciones. De hecho, son ya varios los políticos de nuestro país los que comienzan a hacer uso de blogs para sus menesteres en la política. 

Llegados a este punto, los blogs, y por ende los nombres de dominio, se convierten en ese aire renovado, casi venido del cielo, que escapa de momento a las garras de los poderosos, de los grupos mediáticos, de los que todo quieren controlarlo a base del capital.

Ahora bien, en unas elecciones el efectivo control que se puede ejercer sobre el cuarto poder en la jornada de reflexión es imposible ejecutarlo sobre los blogs -quinto poder- que puede moldear e influenciar a los votantes hasta el último momento. Un ejemplo evidente es que Internet no se cierra el día de reflexión de unas elecciones ni en España ni en otros países

Cada vez es más difícil ver blogs independientes, pues todos viven de la publicidad y otras formas de contaminación informativa como las subrepticias notas de prensa

Luego de todo esto, se podría concluir que cuanto más dinero se tiene, más blogs se pueden comprar, más personas se pueden teledirigir, más votos se pueden conseguir…

Aunque claro está, siempre siempre habrá un revolucionario, un alma disidente, dinamitera  y desafiante dispuesta a  sobreponer sus principios e ideales al vil metal, aunque por su dominio le ofrezcan millones…

Han dejado 5 comentarios...

Avatar

Sandra

29 de enero de 2007 at 20:49

Internet esta influenciandolo todo, es un gran poder, nuevo y fuerte. Solo mirar cosas como la importacia del eMarketing o los eViajes, etc. que estan cambiando las cosas de como se hacian hasta ahora.

Y que decir de la ePolitica, cada dia los politicos y la sociedad da mas importancia a internet en este campo. Cada dia hay mas politicos con Blog por ejemplo.

Avatar

Carlos

29 de enero de 2007 at 23:20

casualmente hace poco he recibido varias ofertas por mi dominio “urnas.com”, buen articulo Javi

Avatar

Inmobiliaria Barreras

31 de enero de 2007 at 16:42

Desde luego, lo de los blogs es una nueva “arma” que a dia de hoy escapa al control de quienes todo lo quieren controlar, pero coincido con el articulo, en que en breve veremos como se reduce esa hipotetica isla de libertad

Avatar

bloggero

31 de enero de 2007 at 23:41

El blog tiene mucho poder en Internet. Es lo que le faltaba a la red de Redes. Fuente de opiniónes diverdas y de todos los estilos. Los blogs se van a convertir dentro de pocos años en el quinto poder, sino lo son ya.

Avatar

Fernan

3 de febrero de 2007 at 19:12

Siento ser la parte disidente en esto, pero mi opinión es la siguiente. Creo sinceramente que los blogs tienen bastante menos importancia de lo que los bloggers creen (creemos).

Posiblemente dentro de los negocios estrechamente vinculados a la red y apurándolo mucho, al campo tecnológico, los blogs sean una herramienta interesante para la comunicación entre iguales y en ese sentido tenga su influencia.

Pero fuera de ahí. ¿A qué porcentaje de la población le podría llegar la noticia si por ejemplo Rajoy insultara gravemente a Zapatero en su blog personal si lo tuviera?

¿Un 2% de la población?

Otra cosa muy diferente es que a aquellos que tienen una cierta posición en el blogomundo, o aspiren a tenerla, les interese que el poder político y la comparta su cuota de influencia con el ámbito de internet.

¿Quieres dejar tu comentario?